Certificado 80 Plus

Comment

Uncategorized

Las certificaciones de productos constituyen una gran ayuda para los consumidores, ya que proveen guía respecto a ciertas características de los mismos. Los componentes electrónicos también están sujetos a procesos de certificación, uno de ellos lo constituye el Certificado 80 Plus.

Esta certificación es aplicada a las fuentes de alimentación de los computadores, entérate en que consiste y que garantiza. También podrás ponerte al tanto de la importancia que la certificación 80 Plus tiene para ti como consumidor.

¿En qué consiste el Certificado 80 Plus?

La Certificación 80 PLUS consiste en programa voluntario de certificación que tiene como finalidad garantizar la eficiencia de la fuente de alimentación de un computador. Esta certificación se origina como parte de una iniciativa de Ecos Consulting, empresa interesada en promover una mayor eficiencia energética.

Esta iniciativa tiene como finalidad promover el respeto por el medio ambiente y estimular la eficiencia energética. La Certificación 80 PLUS se otorga a aquellos modelos de fuentes de alimentación con una eficiencia del 80%. Esto te permite saber que fuente de alimentación tiene mejor rendimiento y poseen mayor eficiencia energética.

Al referirnos a fuentes de alimentación para computadoras, la eficiencia energética es la relación entre la energía que entra y la que sale de la fuente. La relación es simple, la energía aportada por la fuente se divide entre la energía extraída de la toma. El valor obtenido de esta división constituye el porcentaje de eficiencia energética.

La diferencia entre el 100% y el valor obtenido, indica cuanta energía se desperdicia durante el uso del computador. A pesar de su importancia, este parámetro no es muy tomado en cuenta por gran cantidad de usuarios. Aunque en términos prácticos la mayor eficiencia energética significará ahorro en tu factura eléctrica.

Al inicio solo se requería que las fuentes de alimentación tuvieran una eficiencia de 80% para alcanzar esta certificación. A medida que las fuentes de alimentación han ido mejorando su rendimiento, fueron añadiéndose nuevas certificaciones. Este certificado se volvió obligatorio a partir de 2007 para todo aquel que desea obtener la clasificación Energy Star.

Antes continuar ampliando detalles del Certificado 80 Plus, es necesario conocer un poco acerca de las fuentes de alimentación y la certificación Energy Star. Esto es necesario para entender cómo funciona la Clasificación 80 Plus y cuál es su importancia.

¿Qué es y cómo funciona la fuente de alimentación?

La fuente de alimentación o fuente de poder es un dispositivo que convierte la corriente alterna (CA) en corriente continua (CC). La utilidad de este dispositivo radica en que todos los aparatos electrónicos funcionan con corriente continua, pero a nuestros hogares llega corriente alterna. Por eso se requiere convertir la corriente alterna en corriente continua para poder utilizar estos aparatos.

Durante la conversión de corriente alterna a continua, parte de la energía se pierde, manifestándose en forma de calor (conocido como efecto Joule). Esto pudiera ser considerado como un consumo de la fuente y es allí donde se manifiesta la eficiencia de la fuente. Ya que la eficiencia energética de la fuente vendría a ser la cantidad de energía suministrada, en comparación con la cantidad de energía consumida.

La baja eficiencia energética de la fuente de alimentación no solo genera aumento del consumo de la fuente misma. Si no que también requiere utilizar más energía eléctrica para enfriar la fuente de alimentación mediante dispositivos mecánicos.

Por el contrario, una fuente de alimentación más eficiente, emplea menos corriente alterna para generar corriente continua. Esto genera menos calor, menor costo en la factura de electricidad y un mejor rendimiento del resto de los componentes de tu computador.

A partir del año 2007 Energy Star estableció con carácter de obligatoriedad que toda compañía que desea utilizar su logo requiere poseer el Certificado 80 Plus. Energy Star es un programa de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, creado con la finalidad de promover la eficiencia energética. Los productos electrónicos para poseer el logo Energy Star deben cumplir con los estándares de eficiencia energética.

Certificación 80 Plus

Actualmente existen 6 tipos o categorías de certificaciones 80 Plus, aunque la más frecuente es 80 Plus Bronce. No obstante también existen las categorías 80 Plus: Estándar, Plata, Oro, Platino y Titanio. La razón por la cual 80 Plus Bronce es la usual, se debe a los buenos resultados para equipos convencionales, y su buena relación costo beneficios.

Para obtener la clasificación 80 Plus, las fuentes de alimentación para computadoras deben ser remitidas a un laboratorio independiente. Allí se realizarán pruebas para constatar la eficiencia de la fuente al 10%, 20%, 50% y 100% de carga.

Realizadas las diversas pruebas y partiendo de los resultados obtenidos durante las mismas, se procede a establecer la clasificación. Aunque las mediciones se realizan a diferentes niveles de carga, nos referiremos solo al resultado obtenido al 100%.

La certificación 80 Plus básica, es la que corresponde al patrón original. Se concede a cualquier fuente de alimentación que alcanzan al menos un 80% en las tres cargas de trabajo. Ahora si los valores de eficiencia energética obtenidos van más allá, se utiliza las siguientes Certificaciones:

  • Si es de 82% le corresponde 80 Plus White.
  • Para un valor de 85% alcanzará 80 Plus Bronze.
  • Cuando se ubica en 87% será identificada con 80 Plus Silver.
  • Con un valor de 89% su clasificación es 80 Plus Gold.
  • Al estar en 90% entonces le corresponde 80 Plus Platinum.
  • La más alta es 80 Plus Titanium cuando el valor es de 94%.

La Certificación 80 Plus y los nuevos tiempos

Si bien es cierto que esta certificación ofrece guía a los consumidores y garantiza cierta calidad en los componentes, existen ciertos aspectos dignos de consideración. Una de ellas es la necesidad de actualizar las pruebas de certificación, adaptándolas a las temperaturas reales de funcionamiento. Así como realizar un mayor número de mediciones durante el funcionamiento a niveles de carga variable.

Otro aspecto preocupante es la llegada de numerosas fuentes de alimentación provenientes de “lugares lejanos”. En las cuales resulta muy difícil confiar, ya que algunos fabricantes dicen tener la certificación 80 Plus y no es real.

Por eso al momento de adquirir una fuente de alimentación para tu computador, consulta su marca y modelo en páginas especializadas. Allí encontrarás marcas, modelos y niveles de eficiencia de las más diversas fuentes de alimentación.

Si, adquirir una de estas fuentes que posea el Certificado 80 Plus, no solo obtendrás componentes de calidad, también disfrutaras de otras ventajas.

  • Tendrás un mejor rendimiento en los componentes de tu computador.
  • Obtendrás una disminución en el monto de tu factura eléctrica.
  • Evitarás ruidos molestos producidos por los implementos mecánicos utilizados para enfriar la fuente de alimentación.
  • Contribuirás con el medio ambiente al realizar un consumo eficiente de la energía eléctrica.

Aunque amerita adecuación a los nuevos tiempos, la Certificación 80 Plus continúa siendo una herramienta muy útil para los usuarios. Deseamos que esta información te resulte de utilidad, si es así no dejes de compartirla y continúa visitando nuestro blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.